Titansports

LOGOTIPO TITANSPORTS

VIVEN MERCEDES Y FERRARI HISTORIAS DIFERENTES EN EL GP DE MÉXICO

Por Ricardo Valseca / 30-10-22

 

La naturaleza del circuito y la altitud del Gran Premio de México han provocado que Toto Wolff, CEO de Mercedes, considere que el Gran Premio de México se presente como la mejor oportunidad de Mercedes para ganar una carrera de Fórmula 1 esta temporada. Por su parte, los pilotos de Ferrari consideran que puede ser una carrera complicada, Charles Leclerc teme vivir una “pesadilla” tras experimentar problemas de motor y DRS en la clasificación y Carlos Sainz destaca una conducción difícil en el circuito.

George Russell y Lewis Hamilton se quedaron a tres décimas de la pole de Max Verstappen, al experimentar problemas en la Q3. Al finalizar, Russell calificó su última vuelta como “terrible”, mientras que Hamilton tuvo un problema en el motor que le condicionó su último intento. Pero no está todo perdido, ya que en el alargue ambos Mercedes podrían beneficiarse del rebufo de Verstappen, ya que hay gran distancia entre la parrilla de salida y la primera curva.

Wolff mencionó la necesidad de victorias para Mercedes: “No me gusta no estar en la pole, porque podría marcar la diferencia, pero igualmente tener a Max con su velocidad punta detrás de nosotros habría sido un problema en carrera. Salir segundo y tercero puede ser ventajoso, y espero que podamos meter una nariz o las dos narices en la curva 1 y marcharnos en solitario. Pero estoy seguro de que eso va a ser difícil”.

A Mercedes le quedan tres carreras para evitar que su casillero de victorias se quede a cero, algo que no sucede desde 2011, a lo que Toto dijo lo siguiente: “Lo bueno es que nuestras simulaciones nos decían que México podría ser una buena carrera. Así que es bueno ver que el mundo virtual se correlaciona con el mundo real. Lo más importante es que realmente tenemos un buen ritmo, y poco a poco estamos avanzando y aprendiendo para el próximo año”.

Por su parte, tanto Leclerc como Sainz, han experimentado una falta de potencia en el circuito debido a la altitud, y se especula que la escudería pudo haber desajustado sus unidades de potencia de alguna manera en busca de fiabilidad. El monegasco también sufrió con el DRS en la recta de atrás en su última vuelta de la Q3. La telemetría indicó al box que el DRS había funcionado correctamente, pero los ingenieros aerodinámicos pudieron comprobar que Leclerc seguía teniendo carga completa.

Referente a esto Charles dijo lo siguiente: “Había algo extraño o malo en el motor, perdí bastante tiempo en las rectas desde la FP3 hasta la Q3, no en comparación con los Red Bull o los Mercedes, porque esto ha sido así desde el primer día, y lo sabíamos. Y también el motor no estuvo respondiendo realmente a la entrada del acelerador que estaba teniendo en la alta velocidad. Así que realmente espero que podamos arreglar esos problemas para mañana (por hoy). Si no, va a ser una carrera extremadamente difícil para ser consistente”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *