Titansports

LOGOTIPO TITANSPORTS

Inicio

EMOTIVO FESTIVAL TAURINO EN APIZACO

Con un tercio de plaza se llevó a cabo este domingo en la Monumental Plaza de Toros Rodolfo Rodríguez “El Pana”, el Festival Taurino a beneficio y para recaudar fondos para el matador José Alberto Ortega quien en febrero pasado sufrió una grave cornada en el cuello y cuya factura médica supera el millón de pesos. 

Luego del paseíllo, el representante de la Asociación de Matadores, Francisco Dóddoli, entregó reconocimientos a ganaderos y toreros que donaron su actuación y ganado respectivamente. Llegó hasta el ruedo José Alberto Ortega quien fue ovacionado por los asistentes. 

Abrió plaza José Mauricio quien recibió palmas luego de lidiar un novillo de Reyes Huerta que tuvo movilidad y un lado derecho de calidad y que lució con el toreo clásico y bien estructurado en los medios. 

En segundo turno, el matador José Luis Angelino se presentó con un astado de Raúl Cervantes quien al ir al caballo se despitorró pero al no haber reserva, tuvo que lidiarlo en esas condiciones. Pese a ello, logró tandas de calidad en la muleta y escuchó palmas y el toro fue Aplaudido en el arrastre. 

Fermín Rivera cortó la primera oreja de la tarde, quien lidió un buen novillo de la Ganadería Atlanga, al capote lució templado y en la muleta con clase y toreando por nota hizo que el astado se viniera a más y quien recibiría vuelta al ruedo y ovación en el arrastre. 

El astado de la Ganadería El Grullo fue lidiado por Juan Luis Silis, un novillo de gran calidad, transmisión y juego por ambos pitones, hubo petición de indulto que no fue concedido. La faena no logró redondearse por la estocada dando vuelta al ruedo con el ganadero Sebastián González. El novillo recibió una gran ovación en su vuelta al ruedo. 

Arturo Saldivar saludó desde el tercio, luego de lidiar al novillo de Cerro Viejo, que salió suelto y distraído pero que logró meter a la muleta teniendo varias tandas por naturales de gran calidad. 

Héctor Gabriel cortó la segunda oreja del festejo a un novillo de De Haro con raza y prontitud. Inició fuera de ritmo y ya en la muleta templó y pudo hacer una faena del gusto de los aficionados. 

Cerró plaza Sebastián Palomo con un complicado ejemplar de Zacatepec, que no dio opciones de lucimiento ya abrevió.