Titansports

LOGOTIPO TITANSPORTS

EL HANDBALL; UNA HISTORIA DE PASIÓN Y DESTREZA

Por Sergio Spinoza / ESPECIAL

El balonmano, también conocido como handball, es un deporte de conjunto que combina elementos del fútbol, baloncesto y hockey. Se juega entre dos equipos de siete jugadores cada uno, con seis jugadores de campo y un portero, en una cancha rectangular. El objetivo del juego es marcar goles lanzando la pelota con las manos hacia la portería del equipo contrario y evitar que anoten goles.

El balonmano es un deporte emocionante y físicamente exigente que requiere habilidades técnicas, velocidad, agilidad y trabajo en equipo, lo que lo hace muy popular en todo el mundo.

Orígenes del balonmano y su inclusión en los Juegos Olímpicos

Se cree que los antiguos griegos y romanos jugaban a un juego llamado “urania”, que consistía en lanzar una pelota con las manos. Este juego fue mencionado por primera vez en “La Odisea” de Homero y se encontraron murales pictóricos en Atenas.

Sin embargo, el balonmano moderno se desarrolló a finales del siglo XIX y principios del XX, con la variante más antigua originada en Dinamarca, conocida como “haandbold”. Este juego al aire libre consistía en lanzar una pelota contra una pared y evitar que el equipo contrario la atrapara.

En 1917, el profesor de gimnasia alemán Konrad Koch estableció las primeras reglas oficiales del balonmano, que en ese entonces se llamaba “torball”. El juego se popularizó rápidamente en Alemania y se extendió a países vecinos como Suecia y Dinamarca.

Conforme el balonmano se desarrollaba, se realizaron modificaciones en las reglas y se estableció una versión de campo cubierto que se juega en una cancha rectangular en lugar de contra una pared.

En la década de 1930, el balonmano se convirtió en deporte olímpico, lo que llevó a la creación de la Federación Internacional de Balonmano (IHF) con sede en Basilea, Suiza.

El balonmano en México

Aunque el balonmano no es tan popular como otros deportes en México, ha despertado un creciente interés en los últimos años, gracias al trabajo de la Federación Mexicana de Handball (FMH), encargada de su promoción y regulación.

La entrenadora de la Selección Femenil Mexicana de balonmano, Mónica Piña Lara, lleva 35 años practicando este deporte y desde 2012 ha estado a cargo de las Selecciones Mexicanas. Actualmente, está preparando al equipo para los próximos Juegos Centroamericanos y el Pre Mundial en Groenlandia, buscando las mejores condiciones posibles.

La entrenadora confía en que el balonmano aumentará su número de practicantes y aficionados en México en los próximos años.

En resumen, el balonmano es un deporte dinámico y emocionante que ha encontrado su lugar a nivel global. Aunque aún no ha alcanzado la misma popularidad en México que en otros países, ha experimentado un crecimiento constante que pronto dará grandes satisfacciones.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *